Día Mundial del Medio Ambiente

Día Mundial del Medio Ambiente

Los negocios verdes comienza a ser tendencia en Atacama

 

  • Cada vez son más las empresas y emprendimientos regionales que incorporan la variable medioambiental en el desarrollo de sus modelos de negocios.

Cada 5 de junio se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente, establecido así por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en diciembre de 1977, como una forma de sensibilizar a la población en relación a temas ambientales. Si bien aún queda mucho por hacer, la conciencia medioambiental crece día a día, dada su importancia para la sostenibilidad del planeta. En este contexto, son muchos los emprendedores y empresas de la región de Atacama que se han sumado a la tendencia desarrollando empresas con triple impacto: económico, social y ambiental.

Actualmente, la crisis por Covid-19 ha generado una serie de dificultades para quienes reciclan y trabajan en la gestión de residuos en todo Chile. En el caso de Atacama, los escasos puntos limpios existentes se mantienen cerrados, precisamente para evitar contagios. Hace poco más de un año y para atacar ese nicho, nació en la región Ecotopía, una empresa de ingeniería ambiental que favorece la economía circular, a través de la gestión de residuos domiciliarios para hogares y empresas.

Mediante una membresía mensual, Ecotopía retira semanalmente los residuos orgánicos y, al cabo de tres meses, retorna a sus socios plantas, humus o compost, generados desde los propios residuos orgánicos, a través de lombricultura. Adaptados a los cuidados del distanciamiento social, también realizan talleres virtuales de educación ambiental, desarrollo de jardines y huertos.

Pierino Anfossi, representante de la empresa, señala que “nos planteamos como un factor de cambio y buscamos convertirnos en un agente que impulse el desarrollo de la industria del reciclaje y sostenibilidad en Atacama”. Y hasta ahora la recepción ha sido positiva. “La creciente demanda a través de nuestras redes sociales y el “boca a boca” son una clara señal de ello. A la par, nos hemos aliado con otras empresas regionales del rubro, lo que nos ha permitido potenciar y diversificar nuestros servicios”.

El camino para lograr consolidar este emprendimiento ha estado lleno de desafíos, donde un impulso clave fue haberse adjudicado fondos del programa “Desarrolla Inversión” de Corfo, operado por Gedes en Atacama. “Los recursos han sido el agente catalizador en nuestra operación, llevándonos a un crecimiento considerable en breve tiempo, permitiéndonos posicionarnos en el rubro del reciclaje domiciliario en la ciudad”.

“El año 2019 hicimos un llamado regional para postular al programa “Desarrolla Inversión” e incorporamos, entre otras, la variable medioambiental, a través de dos conceptos: Triple Impacto y Economía Circular. Hoy vemos que este apoyo ha sido de gran ayuda para Mipymes que fueron beneficiadas, permitiéndoles despegar y fortalecer sus emprendimientos, generar modelos de negocios sustentables y responder a las necesidades de una sociedad que lentamente toma conciencia de la importancia de cuidar el medioambiente” indicó la directora regional de Corfo Atacama, Silvia Zuleta.

Para Claudio Albrecht, Subgerente de Gedes, cada vez son más las empresas en la región que están incorporando la sostenibilidad a sus modelos de negocios, como es el caso de Ecotopía. Nosotros como Gedes formamos parte de las Empresas B, fomentamos el impacto positivo de los negocios en lo social, económico y ambiental. Invitamos a todas las empresas de la región a incorporar el triple impacto en sus negocios, comprando a proveedores locales, reduciendo la generación de residuos, incorporando la economía circular a su gestión, reduciendo, reutilizando, reciclando y recuperando”.

Economía Circular: Reciclaje de aceites

En Chile existen más de 72 millones de litros de aceites lubricantes de motor circulando, lo que implica un alto riesgo de contaminar aguas y tierras, solo en Atacama se genera 1 millón 400 mil litros de aceite de desperdicio provenientes del parque automotriz. Frente a esta situación, nace “All Motors Recicla” fundada por Guido Gaytán quien, junto a su equipo desarrollaron un prototipo con foco en economía circular, que reutiliza el aceite usado convirtiéndolo en un producto completamente funcional, ya que del aceite desechado recuperan hasta un 95% y el residuo restante será entregado a empresas de construcción de carreteras para caminos asfaltados. “Actualmente tratamos los aceites lubricantes usados con la intención de reducir los niveles de contaminación del medio ambiente, además con el 15% de nuestras utilidades logramos forestar y florecer poco a poco el desierto más árido del mundo. En el Día Mundial del Medio Ambiente quiero destacar que cada día hay más personas y emprendedores que estamos trabajando para cambiar el mundo” señala el joven emprendedor, quien también recibió apoyo de Corfo y la Incubadora de Negocios Chrysalis para poner en marcha su emprendimiento sostenible.

Proyectos que transitan por la ruta verde

En Atacama, otros tres proyectos se adjudicaron fondos de la línea “Desarrolla Inversión” de Corfo, de modo de materializar inversiones productivas para favorecer su competitividad.

Domos de madera y planta fotovoltaica

Emplazado en pleno Parque Nacional Pan de Azúcar, Gran Atacama Tour Operador pudo implementar una planta fotovoltaica de 8.000 watts para iluminar con energía limpia amplios sectores como cocina, administración, recepción y servicios comunes, y así reducir la emisión de gases de efecto invernadero. El proyecto también consideró la construcción de dos domos de madera con panel solar. “Dada su materialidad, estas estructuras tienen una aislación mucho más eficiente que los domos convencionales”, destaca Yerko Villela, administrador de Gran Atacama Tour Operador. De esta forma, a una zona consolidada de 50 sitios de camping y cinco cabañas equipadas, se suma una oferta intermedia y ecológica para seguir fomentando el turismo en la región.

Vasos de vidrio y eyectores de acero

“Nuestro proyecto consistió en entregar una prestación única en Vallenar, abriendo el área estética con máquinas de alta tecnología y con la particularidad de integrar la variable ambiental, misma práctica que incorporamos en nuestra Clínica Copayapu en Copiapó”, señala Carla Pinto, dueña la Clínica Integral Ballenary de Vallenar. Así, reemplazaron ciertos elementos que tienen un uso único como es el caso de los vasos que son de plumavit, plástico o cartón. Vasos de vidrio de mayor grosor y eyectores de acero pasaron a ser las estrellas. La clave, la esterilización. A las bolsas donde se introducen estos elementos para esterilizar -y que están compuestos por papel y plástico-, también les dieron un segundo tratamiento, separando estos materiales. “El papel -hasta el inicio de la pandemia- lo depositamos en un punto limpio y el plástico los compactamos en bidones para convertirlos en eco ladrillos. Este nuevo producto lo entregamos a la ONG Juan Pablo II de Copiapó, quienes los utilizan para mejorar espacios públicos”.

Planta fotovoltaica

La concesionaria de Playa La Virgen, ubicada en uno de los balnearios más hermosos de Chile, también presentó su propuesta para abastecer de energía eléctrica las instalaciones y los sistemas de refrigeración, especialmente críticos en verano. El generador diésel y los gastos en combustible por su propio funcionamiento y traslado hacia el sector, junto con la emisión de gases contaminantes que emitía toda esa actividad, pasaron a la historia con la instalación de una planta fotovoltaica. Otro efecto ambiental relevante, fue la eliminación de ruido que se hacía evidente en el silencio de las hermosas noches veraniegas. Para Claudio Aguirre, empresario y representante de la concesionaria A&O SPA, el próximo paso será obtener agua de manera más eficiente.